I.E.S. Justo Millán

Erasmus +

IMG-20191227-WA0024

Ilusiona-T Titula-S

II PLAN DE EXITO EDUCATIVO WEB

CENTRO FINANCIADO POR

fondosocialeuropeo

3º y 4º ESO - CCFF - FPB

ministerioeducacion
educ

Centro bilingüe

UCLÉS PDF Imprimir E-mail

 

UCLÉS (CUENCA)

 

Aspectos Generales

 

Uclés es un pueblo de Cuenca próximo a Tarancón. Se encuentra en la ladera de un cerro a la sombra de la fortaleza medieval. Lo más destacado es su monasterio, que corona un enclave lleno de historia. Su situación estratégica hizo que por el pasaran diversos pueblos: romanos, visigodos, árabes y cristianos.

 

Tras la muralla desdentada se confunden la fortaleza y el monasterio.

 

La fortaleza de Uclés era grandiosa: un kilómetro cuadrado de superficie, rodeado de murallas, bastiones, contrafuertes, y torres almenadas, ocupando un cerro alargado de norte a sur. Lo principal fue su situación geográfica y la topografía del terreno, en que estaba asentada. El conjunto es una construcción del siglo XI y XII, reformado en el siglo XVI donde desapareció gran parte de la misma para dar paso al edificio del monasterio. El conjunto es monumento nacional desde 1931.

El castillo se alzaba en el cruce entre los reinos de Toledo y Valencia; y también estuvo durante mucho tiempo en la línea de choque entre cristianos y moros. Formaba parte de la Marca Media durante los prósperos años del Califato de Córdoba.

Esta marca era la tierra musulmana más próxima al campo cristiano castellano-leonés; y este castillo en unión con otros de la región fue punto de apoyo de familias rebeldes y caballeros audaces, que no siempre estuvieron a obedecer al califa.

No es de extrañar que este castillo resultase una fortaleza inexpugnable. Permutas, donaciones, engaños le hicieron pasar de unas manos a otras pero nunca nadie llegó a rendirlo a la fuerza. Pasó definitivamente a manos cristianas en 1157.

 

 Desde la plaza salen cuatro calles que nos conducen cada una de ellas (Sillería, Carmen, El Cuervo y Angustias) a lugares emblemáticos de la población: Monasterio, convento de las Carmelitas, barrio de San Pedro y Puerta del Agua (la única que queda de la época medieval. Frente a ella está la fuente de cuyos cinco caños no cesa de brotar el agua. Este manantial es orgullo de los ucleseños y lugar de tertulia. En su manantial se adoró al dios Airón. Los romanos construyeron la primera canalización de agua para sus termas.

 

Uclés tiene edificios civiles y religiosos además de antiguas casas de nobles con blasones familiares como: Torres, Fernández y Contreras, Aguirre, Velásquez y Cárdenas... El Ayuntamiento es un interesante edificio del siglo XII.

 

 

 

El Monasterio de Uclés

 

Fue donado por el rey Alfonso VIII a la Orden de Caballeros de Santiago en 1174, convirtiéndose después en Cabeza de la Orden. La guerra de la independencia contra los franceses conoció la batalla de Uclés. Cuando desaparecieron las órdenes militares, el edificio pasó a propiedad del Obispado de Cuenca. Por aquí pasaron después Jesuitas franceses desterrados de su país. Más tarde fue Colegio de Agustinos. En la guerra civil fue hospital de sangre y una vez acabada ésta, cárcel y lugar de ejecución de presos políticos.

Se ha comparado siempre con el Monasterio de El Escorial (Madrid), de ahí que se le llame “El Escorial de la Mancha”. Hoy no es un lugar muerto, alberga el Seminario Menor de la Diócesis de Cuenca.

 

El edificio es cuadrangular, con sus cuatro lados orientados a los puntos cardinales, como ocurre habitualmente en los monasterios: al sur está la entrada, al norte la iglesia, al este las cocinas, refrectorio y las dependencias del prior y al oeste las habitaciones de los frailes.

 

Este monasterio alberga los restos del poeta Jorge Manrique y su padre.

 

 

 

La portada

 

Es la parte más moderna de todo el edificio, concluida en el año 1735, fecha grabada en la misma portada y que se atribuye a Pedro de Ribera, el más grande de los arquitectos del barroco español.

Está llena de motivos decorativos: armaduras, yelmos, trofeos, banderas, etc. Estos adornos repiten elementos caballerescos prpios de la Orden de Santiago. Está coronada por un medio cuerpo del Apóstol Santiago que enarbola una espada de hierro donde se lee el lema de la Orden Defensio fidei (defensa de la fe)y en la base de la leyenda Caput Ordinis (Cabeza de la Orden), que no podía faltar a la entrada del edificio.

 

El patio

 

Es casi un siglo más antiguo que la portada, se construyó a mitad del siglo XVII. Se cierra con treinta y seis arcadas de medio punto con elementos escultóricos integrados en los mismos. En medio está el brocal del pozo.

 

Refrectorio

 

Es una de las dependencias más cuidadas del monasterio en especial por el suntuoso artesonado que lo cubre, labrado en madera de pino. El refrectorio junto con la sacristía, forman la parte más antigua del monasterio, cuya fecha está inscrita en el friso del artesonado: 1548.

La primera fila de casetones alberga treinta y seis bustos, el mismo número de los arcos del claustro, en los que figuran caballeros de la Orden. Preside el emperador Carlos V con corona, orbe y cetro, atributos imperiales. En otro aparece la muerte en figura de caballero.

Queda en esta fecha un testimonio fidedigno de la utilización de la antigua ciudad de Segóbriga como cantera de la nueva construcción: junto a la ventana central del refrectorio aún puede verse un sillar reutilizado con la leyenda IULIUS CELTIBER.

 

La iglesia

 

Sorprende en un primer momento la amplitud del espacio luminoso, la enorme altura de la cúpula con su linterna, la pureza clásica de su arquitectura. La levantó Francisco de Mora que fue el más ilustre discípulo de Juan de Herrera, el del Escorial. Fue terminada terminada en el año 1598.