I.E.S. Justo Millán

Erasmus +

Logo-Erasmus-

CENTRO FINANCIADO POR

fondosocialeuropeo

3º y 4º ESO - CCFF - FPB

ministerioeducacion
educ

Encuentros con autor PDF Imprimir E-mail

El miércoles 2 de marzo de 2011, acude a nuestro instituto el novelista sevillano Francisco Díaz Valladares, para tener un encuentro con sus lectores de 4º curso de ESO (grupos A, B y Diversificación).

Francisco Díaz Valladares ha mantenido un animado coloquio con los alumnos de 4º ESO sobre su novela "A orillas del mal", una obra que nos presenta, a través de una trama cautivadora y una cuidada prosa, los devastadores efectos que la tentación del dinero fácil conseguido en el narcotráfico produce en una sencilla familia de pescadores.

Valladares

Esta actividad ha sido organizada por el departamento de Lengua, que agradece profundamente a la editorial Bruño y especialmente a Loli, representante comercial de la zona, su gentileza por haber facilitado el contacto con el escritor.

El escritor sevillano Francisco Díaz Valladares, tras una breve introducción, que más que una presentación de su libro fue una invitación al diálogo, fue respondiendo a las preguntas que le iban formulando los alumnos. El autor ponderaba con inteligencia y delicadeza el interés de las cuestiones de sus lectores y nos hacía partícipes de las innumerables anécdotas que ha ido acumulando a lo largo de su dilatada experiencia como viajero infatigable. Asistimos a una lección magistral de literatura a través del comentario de A orillas del mal: la génesis de la novela, la selección de los personajes, su caracterización, los ambientes. Especialmente interesante fue su explicación del esfuerzo por documentarse: durante varios días experimentó el ambiente agobiante del penal de Algeciras, acompañó a una patrulla de vigilancia costera de la Guardia Civil, entrevistó a un gerifalte del narcotráfico. Asimismo, nos desveló cómo surgió la inspiración del argumento de la novela que está actualmente escribiendo. Pero también nos dio una lección de ética, cuando explicó el sentido de su vocación de escritor como vía de la felicidad y la plenitud personal, ajena a la fama y al dinero.

Finalmente, firmó con amabilidad exquisita los ejemplares de la novela que habían traído los alumnos y se dejó fotografiar acompañado de sus lectores. En definitiva, ha sido la clase de literatura más fructífera del curso.